Biomateriales

¡Hola a todos!

Hoy vamos a hablar de algo que últimamente está muy de moda. Cada vez más a menudo nos encontramos con noticias como la que ayer aparecía en todos los informativos: «diseñan una bioimpresora capaz de crear piel humana totalmente funcional». Pues bien, esto es posible gracias a los biomateriales.

Un biomaterial es, en definidas cuentas, un material destinado a interaccionar con los sistemas biológicos para evaluar, tratar, aumentar o reemplazar algún tejido, órgano o función del cuerpo. Los biomateriales se usan en prótesis e implantes, adhesivos, sellantes o cementos empleados en cirugía. También se utilizan para la fabricación de sistemas que permitan el transporte y liberación de determinadas dosis de fármaco en un lugar y en un periodo de tiempo concreto. Incluso las agujas, catéteres e hilos de sutura, o las máquinas utilizadas para hemodiálisis o para circulación extracorpórea son también técnicamente biomateriales.

Sin embargo, es en ingeniería de tejidos donde la aplicación de biomateriales juega un papel novedoso, y que puede cambiar en unos años el ejercicio de la medicina. Esto consiste en la fabricación de tejidos biológicos in vitro, o bien la incorporación en el organismo de elementos que faciliten la regeneración y el crecimiento de tejidos vivos. Los ejemplos más conocidos se refieren a la regeneración de tejido óseo, neuronal, hepático o epitelial (piel artificial), como veíamos en la noticia.

Los biomateriales se emplean como estructuras de soporte físico y bioquímico o, como más se las conoce, scaffolds, facilitando el crecimiento, proliferación y orientación de las células, la difusión de nutrientes y factores de crecimiento y su vascularización posterior, con el objetivo de regenerar un tejido desde un punto de vista funcional. En el futuro, la meta es llegar a desarrollar un órgano completamente funcional de manera artificial.

Desde el punto de vista histórico, hace aproximadamente unos cuatro mil años ya se empleaban materiales de origen natural como el cuero o el algodón para llevar a cabo suturas. También existen pruebas acerca de prótesis e implantes construidos en madera. De la misma manera son conocidos las prótesis de dedo gordo del pie del antiguo Egipto, o el empleo del oro para la fabricación de prótesis dentales en los imperios Romano y Chino.

En definitiva, un mundo muy extenso e interesante en el que la coordinación entre los distintos campos del saber (ingenieros, médicos, físicos, economistas…) es fundamental para conseguir el desarrollo deseado.

Espero que os haya parecido interesante y ya sabéis, cualquier duda, pregunta, comentario o sugerencia, en los comentarios porfa. Hasta la próxima! 🙂

 

 

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Cerrar menú
LinkedIn
Share